Muchos ciudadanos tienen la voluntad de pagar sus multas de tráfico al momento, pero las innumerables trabas que presenta el ayuntamiento de Valencia, ha desatado las quejas de los ciudadanos que tienen muchas veces que renunciar al pronto pago por los retrasos.

Después de desplazarse hasta la oficina situada en la calle Albacete, muchos conductores tienen que contemplar resignados como finalmente la multa de tráfico no se puede pagar en el momento. La razón de este contratiempo, reside en que sólo hay una oficina en la que se pueden abonar las sanciones y una única manera de pago: en efectivo. Un cúmulo de carencias que favorece que el precio de las multas de tráfico no se vea reducido con el pronto pago.

Esta escasez de medios para poder hacer frente al pago de una multa, al contar con una única oficina y en ésta, una única máquina que sólo admite el pago en efectivo, es un motivo de descontento para los ciudadanos de Valencia que ven en esta cadena de problemas, la perfecta excusa para no poder beneficiarse del pronto pago cuando deciden hacerlo. A estas trabas se suma otra más si no se realiza el pago en efectivo y se tiene que trasladar uno a una entidad bancaria para financiar la sanción y es que para poder hacerse este trámite toca siempre hacer previamente el paseo a la oficina de la calle Albacete.

Para paliar estos contratiempos, el Ayuntamiento de Valencia ha recordado que desde la web municipal (www.valencia.es) se puede realizar el pago por medio de la firma digital, aunque esto no sea la medida esperada para muchos ciudadanos que prefieren hacer este tipo de gestiones de manera directa y personal.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×