Se trata de un sector tradicional que ha visto como las ciudades han ido cambiando, con ello las prioridades y hasta el tráfico. Han creado escuela y son el terror de autoescuelas y de conductores novatos, aunque no por ello sus servicios de transporte sean básicos. Sin embargo la aparición de nuevos vehículos, (un buen ejemplo de ello serían las recientes mototaxis) y el creciente intrusismo en su sector tiene en pie de guerra en la actualidad a los taxistas.

La aparición cada vez más frecuente de ‘taxis piratas’ como una forma recurrente de ganar dinero ante una crisis que agobia cada vez más a los hogares, está haciendo un “daño” irreparable en el sector del taxi, al tener cada vez más competidores, estos últimos ilegales, contra los que luchar para ganar su jornal diario. Por este motivo se han sucedido en estos días en distintas ciudades de España parones de varias horas para conseguir que a través de estas medidas radicales, se escuchase la petición de este sector del transporte.

De esta manera se intentan hacer oir y calar en la conciencia ciudadana al matizar que este negocio ilegal se mantiene porque los ciudadanos lo escogen sin conocer las consecuencias que puede tener. “Una persona que contrata un servicio de transporte que es ilegal tiene que tener claro, que en caso de sufrir un accidente o alguna otra incidencia, no tendrá ningún tipo de respaldo jurídico”, aclaraban los taxistas en las concentraciones.

Del mismo modo se muestran comprensivos con la situación de crisis que se vive y las medidas desesperadas que se toman en muchos casos, pero fomentar el intrusismo, por el bien de ellos y de todos, afirman contundentes, que no es la solución y que le pelearán duramente para lograr su erradicación.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×