En 2024 no podrán circular por toda la ciudad de Madrid. Son los diésel previos a 2006 o los gasolina de antes de 2000, unos 320.000 vehículos.

Una nueva norma que supone un golpe definitivo a los coches más contaminantes en Madrid

Foto y fuente:elespanol.com

Madrid ha aprobado, en Junta de Gobierno, la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS). Se trata de una nueva normativa (ahora se tiene que someter a información pública durante 30 días para después llevarse al pleno en dos meses) que, de convertirse en realidad, supondrá un golpe definitivo a los vehículos más contaminantes que circulan por Madrid.

En concreto y en resumen, podemos señalar que todos aquellos coches y motos que no tienen etiqueta de la Dirección General de Tráfico (es decir, aquellos modelos de gasolina matriculados antes del año 2000 y los diésel previos a 2006) no podrán circular por Madrid antes de lo esperado.

Si bien actualmente (en concreto desde 2020) este tipo de vehículos ya no pueden entrar en Madrid Central; la limitación vigente estaba prevista para 2024. En concreto ese año fijaba la fecha de caducidad de estos vehículos.

En el 2025 ningún vehículo podrá circular sin etiqueta

Sin embargo, con esta nueva normativa, en realidad el Ayuntamiento de Madrid ha adelantado algunas prohibiciones que desembocarán en que los propietarios de estos vehículos o bien los achatarren prácticamente de forma inmediata o bien los lleven a otros lugares fuera de la capital.

Entre otras razones porque la primera limitación que llega está a la vuelta de la esquina. En concreto, hablamos del próximo año 2022. Desde el mes de enero del nuevo año, es decir, dentro de apenas siete meses, estos vehículos sin etiqueta ya no podrán circular por el interior de la M30 en Madrid. Un año más tarde, en 2023, la limitación llegará incluso a la propia vía de circunvalación. Y así hasta 2025, año en el que estos coches y motos ya no podrán rodar por la capital.

Calendario de restricciones en Madrid

Esto es lo que ha anunciado el Ayuntamiento de Madrid en relación con los vehículos sin etiqueta, que son los diésel anteriores a 2006 o los gasolina previos a 2000:

  • 2022- 1 de enero: «queda prohibido su acceso y su circulación por las vías públicas urbanas del interior de la M-30, excluyendo la propia M-30».
  • 2023- 1 de enero : » prohibido su acceso y su circulación por las vías públicas urbanas del interior de la M-30 y de la propia M-30″.
  • 2024 -1 de enero : » queda prohibido su acceso y su circulación por todas las vías públicas urbanas del ámbito territorial de Madrid ZBE».
  • 2025 -1 de enero: «la prohibición se extiende también para los A de Madrid».

 

Cerca de 315.000 vehículos

Esta medida afectaría a un total de 770.620 unidades de turismos y 80.873 motos, según datos de la DGT de 2019. En total, suman cerca más de 850.000 unidades de vehículos los que tendrían sus movimientos limitados.

No obstante, estas cifras hacen referencia a toda la comunidad de Madrid, puesto que, si solo se contabilizan los vehículos de la ciudad de Madrid, la cifra baja hasta los 315.477 vehículos censados en 2017, según el Ayuntamiento.

No obstante, este porcentaje incluso podría ser mayor puesto que la DGT cuenta con 300.000 coches adicionales que se desconoce el distintivo que tiene. Y a ello habría que añadir que con la pandemia del coronavirus ha aumentado la compra de vehículos muy viejos, lo que podría repercutir en cifras todavía mayores de coches afectados.

Objetivo, reducir el número de coches sin etiqueta

Con estas medidas, lo que pretende el Ayuntamiento de Madrid es reducir el número de vehículos sin etiqueta que existe en la capital. Entre otras razones porque estos modelos antiguos, ya sean diésel o gasolina, emiten más contaminantes que modelos más actualizados.

En concreto, un coche sin etiqueta, según señala el consistorio, emite 1,6 veces más gases que un vehículo con etiqueta B; 7,2 veces más gases que un vehículo C y 47 veces más que un vehículo ECO.

Además, según los datos con los que cuenta el Ayuntamiento, en 2017 del total de los recorridos que se realizaron en Madrid, el 18% fueron llevados a cabo por vehículos sin distintivo ambiental.

Con esta medida, desde el Ayuntamiento de Madrid esperan que los vehículos sin etiqueta se reduzcan un 92,7% en 2024 y desaparezcan en 2025.

El tráfico rodado, el principal responsable

Asimismo, desde el Ayuntamiento de Madrid señalan que «el tráfico rodado es el principal responsable de la contaminación del aire por dióxido de nitrógeno en la ciudad, concretamente del 53,3 % del NO2 total y del 74,4 % si solo se consideran las fuentes locales sobre las que el Ayuntamiento de Madrid tiene capacidad de regular».

«El vehículo tipo turismo (excluyendo los taxis) representa el 79,4 % de los recorridos realizados en el municipio. La mayoría tiene como fuente energética el diésel, suponiendo el 69,9 % de los recorridos, frente al 28,2 % que representan los de gasolina. Los turismos híbridos, eléctricos y que consumen otros combustibles alternativos como gas natural comprimido (GNC) o gases licuados del petróleo (GLP) alcanzan en su conjunto el 1,9 %», afirman.

Además, según el consistorio «las medidas relacionadas con las restricciones a la movilidad y los cambios hacia tecnologías no contaminantes supondrán una rebaja de 1.147 toneladas anuales de óxidos de nitrógeno (NOx), tal y como estimó la Universidad Politécnica de Madrid para la modelización de Madrid 360».

Todo Madrid será nueva Zona de Bajas Emisiones

En este sentido, desde el Ayuntamiento señalan que para reducir la contaminación se creará » Madrid Zona de Bajas Emisiones (ZBE)» y su aplicación será «por anillos territoriales».

Esto significará que toda la capital será calificada como Madrid Zona de Bajas Emisiones. Por ello, desde el año 2024 no podrá circular ningún coche sin distintivo de la Dirección General de Tráfico por cualquier calle de la capital.

Con esta medida, además, desde el Ayuntamiento de Madrid, pretenden que el 62% de los usuarios del transporte privado en Madrid, pasen al transporte público.

Asimismo, también a esta medida se suma una nueva figura que es una zona de bajas emisiones todavía más protegida (lo que antes se conocía como Madrid Central). Será la ZBE de Especial Protección en Centro y plaza Elíptica, que contarán con medidas adicionales (de restricción de circulación, velocidad, creación de zonas peatonales, etc.) debido a que «las necesidades de mejora medioambiental en estos puntos son más acusadas», señala el consistorio.

» La creación de la ZBEDEP Plaza Elíptica permitirá reducir el tráfico de la zona un 18,6 %, el equivalente a un descenso de 37.000 vehículos por kilómetro diarios y un aumento de la velocidad media del 42 %, hasta alcanzar los 38,9 km/h, permitiendo reducir 1.500 vehículos en hora punta», afirma el Ayuntamiento.

No aparcar en la acera

Además, esta normativa también obligará a «bicicletas, VMP, ciclos, motos y vehículos de dos o tres ruedas a estacionar exclusivamente en los espacios específicamente reservados y señalizados para ello, preferiblemente en la calzada (reservas situadas en bandas de estacionamiento, pudiendo encadenarse a sus elementos de anclaje y separación)».

A todo ello también comunica que «los conductores de bicicletas, patinetes y otros VMP menores de 18 años deberán llevar casco homologado o certificado».

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¿Cómo anular multas de Madrid Central y reclamar los importes pagados?

¿Cómo será el nuevo Madrid Central del Ayuntamiento de Madrid?

Los jueces anulan por sistema todas las multas de Madrid Central

 

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com