¿Medida a favor del medio ambiente, populista o en busca de recaudar más y más dinero? Puedes juzgar tú mismo. El Ayuntamiento de Madrid multará a aquellos conductores que paren sus coches y no detengan el motor. Son 100 euros de multa a todos aquellos que no cumplan la normativa.

Junto a esta medida, se encuentran la ya comentada subida de las tarifas de aparcamiento en las zonas controladas por el SER o la puesta en marcha del servicio de alquiler de bicicletas.

Medidas que pretenden convertir Madrid en una ciudad más limpia y menos contaminada, pero a la vez tienen un claro fin recaudatorio: más y más dinero para las arcas cobrado de forma indirecta a los contribuyentes.

Entre esto y los peajes que prevé Aguirre, vivir en la capital cada vez es más un capricho solo a la altura de unos pocos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×