Los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid para el 2013 traen sorpresas para los conductores. Ante la presión que se tiene por no caer en déficit se contarán con los habituales instrumentos para recaudar a los que estos están ya acostumbrados, aunque como buena noticia se espera que este año sea un 30% menos que lo que ha supuesto el 2012.

Esto no implica menos exigencias ni mucho menos, simplemente que a la hora de recaudar se ha dado prioridad a determinados baremos. Según lo estipulado por el Ayuntamiento, para el 2013 los conductores aportarán 400 millones de euros a las arcas municipales, siendo el impuesto de circulación la principal vía para alcanzar estas cifras con 151,7 millones aunque se reduzca en un 9,7% respecto al 2012. Seguido de esto, nos encontraríamos como siguiente alternativa para cuadrar lo pactado en el presupuesto, 118,5 millones por multas, cuyo descenso se hace notable respecto al 2012, siendo un 32,6% menos, así como 88 millones por estacionamiento de vehículos (parquímetros) que son los únicos ingresos que aumentan (en un 9,8%).

Estas cifras se completan con una cuantía específica de 8 millones dedicada para las inmovilizaciones de vehículos ayudados de grúa, que de todos los instrumentos recaudatorios es el que ha experimentado la mayor bajada respecto al 2012, con un 67%. En total, 101,3 millones de euros menos, que seguramente se notarán en la tranquilidad y nervios de los conductores habituales de la capital.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×