Una de cal y otra de arena, eso es lo que parece que la Dirección General de Tráfico (DGT) hace con sus conductores. Si ayer muchos se alegraban del incremento a 130 km/h en determinados tramos de autovías y autopistas, tal vez es que no leyeron o se enteraron completamente de lo que en sí era la noticia.

Por decirlo así, la letra pequeña de esta novedad, venía cargada de ciertos cambios que en un principio pasaron más desapercibidos por el hecho de poder correr más en las vías rápidas, aunque eso fuese tal vez lo menos importante del anuncio. Sí, se podrá pisar más el acelerador en determinados tramos, muy estudiados claro está, pero Tráfico tiene la intención de prohibir los detectores de radar. Un intento de ofrecer libertad pero sin quitar la correa al perro y esta posibilidad es la que ha suscitado todo tipo de pensamientos entre los ciudadanos.

¿Cuál es la intención de tráfico? ¿Velan a caso con esta medida por la seguridad de los conductores o simplemente es un modo totalmente descarado de recaudar? Todavía la decisión no está tomada pero nos vamos temiendo lo peor y es que a partir de ahora si no se permiten los detectores de radares, las multas de tráfico se dispararán tanto o más veloces como la ‘concesión’ que ha ofrecido a sus conductores la DGT.

¡Votad en nuestra encuesta! ¿creéis que el incremento a 130km/h y la posible supresión de detectores de radar tiene el fin de recaudar?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×