El año 2013 estuvo marcado por un fuerte peso de las multas de tráfico. A raíz de ellas, se descubrieron distintos casos de presiones de agentes para intentar mantener los índices de sanciones elevados. Ahora los datos revelados demuestran que estos números son inferiores a otros años pero la recaudación no ha seguido esa misma tónica.

Las cifras no han experimentado grandes cambios es lo que se tiene que tomar por conclusión de los datos facilitados por la directora de Tráfico, María Seguí. Si bien es cierto que en torno a 4 millones de multas se impusieron el pasado año, una cifra sensiblemente inferior  a la del anterior, las sanciones de tráfico siguen siendo uno de los principales quebraderos de cabeza de los conductores.

Una reducción discreta pero que tiene su explicación en un mayor control de las carreteras (principalmente las secundarias) por ser las que representan más consecuencias y gravedad en caso de accidente. Lo curioso y que tal vez nos resulte más difícil de entender es que aunque exista la comprobación de que en 2013 se impusieron menos multas de tráfico, el nivel recaudatorio se mantuvo sin cambios.

Esto responde a que los procedimientos cada vez más automatizados y ágiles de pago, no han perdonado ninguna de las multas que se han impuesto y que han contado con el apoyo y control de radares fijos que se han visto reparados a lo largo de estos meses, además de reubicar y apostar por los dispositivos móviles más escondidos y por tanto eficientes en esta tarea.

El futuro tiene pinta de todavía más control pero centrado en las carreteras secundarias que “es donde están muriendo el 80% de las personas que fallecen en accidentes de tráfico”, tal como ha manifestado la directora de Tráfico.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×