La imaginación no tiene límites en muchos casos y la gente con tal de no aguantar un atasco se ingenia mil argucias para salir airoso de estas tensas situaciones. Al parecer el circular por arcenes ya no es suficiente y ahora evitar el tráfico es también una cuestión de creatividad y sino que se lo digan a la Guardia Civil que todavía sigue perpleja por la maniobra que un conductor llevó a cabo en la Autovía de la Coruña la semana pasada.

El sujeto agobiado o tal vez con prisa y pocas ganas de encontrar coches circulando por la carretera, decidió cogerse un maniquí como acompañante con una caracterización impresionante, al no faltarle ni un complemento ni ningún detalle que levantase sospechas de la realidad y se dispuso a alcanzar su destino a través de la calzada de Bus-VAO. Una labor de los más peculiar para poder ir por este carril que está destinado para vehículos que transporten a más de una persona y para el transporte público.

Un maniquí con el cinturón de seguridad puesto

Sin embargo el destino quiso que su obra imaginativa quedase truncada cuando los agentes le dieron el alto y para su asombro se encontraron no con un acompañante de carne y hueso sino con un maniquí perfectamente caracterizado con peluca, gafas de sol y por supuesto y para ‘no faltar a la normativa’ con su respectivo cinturón de seguridad puesto.

La feliz idea que no ha librado al conductor de una multa de 200 euros no logró el fin deseado aunque se ha convertido en un recurso hasta el momento único para salvarse de las congestiones del tráfico y en un episodio divertido que ya se ha extendido por las redes sociales.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×