Si alguna vez has pasado por algunas zonas de Madrid en Lavapiés, el barrio de las Letras o Cortes, te habrás percatado de que no cualquier coche puede circular por allí. Está limitada su circulación ya que son Áreas de Prioridad Residencial, lo que quiere decir que sólo pueden pasar residentes, clientes de hoteles y parkings, así como vehículos de carga y descarga. Quien no cumpla, se la juega con una multa de 90 euros.

 

Sin embargo, el sistema de multas no funciona como debería, y las asociaciones de vecinos ya han reclamado que "decenas de residentes y vehículos autorizados han recibido multas por error". Mientras el Ayuntamiento de Madrid ha admitido que hay "algún caso de errores informáticos en el registro de las matrículas" pero que son "puntuales", los vecinos no creen que sea así.

Leemos en 20minutos que uno de estos residentes ha recibido más de 30 sanciones por valor de casi 3.000 euros. "Me multaban de forma injusta cada vez que entraba en mi barrio para llegar a mi casa. Y yo sin saberlo", se queja al periódico.

Por supuesto, al tener el acceso permitido a estas zonas, el asunto se soluciona recurriendo la multa, como en tantas otras ocasiones, pero los vecinos se quejan de que ellos tengan que pagar por "un defecto en su sistema".

Además, este mismo medio informa que habrá nuevas zonas de prioridad residencial en los barrios de Justicia, Universidad y Ópera, aunque no estarán disponibles hasta 2013.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×