La Dirección General de Tráfico (DGT), ha multado a las concesionarias de las autopistas gallegas por rotular sus señales tanto en inglés como en gallego, obviando el castellano y vulnerando con ello lo que dicta el Reglamento General de Circulación.

Todo lo que hace referencia a los peajes, siempre está rodeado por la polémica. El pago de estas carreteras siempre trae conflictos y para evitar que los conductores se sujeten a cualquier pretexto para evitar su pago, se tiene especial cuidado y seguimiento con la normativa. En este caso, el Reglamento General de Circulación es muy claro: castellano para todas las señales para evitar “confundir” a los conductores de fuera de la comunidad.

Es por ello que hasta en 54 ocasiones en las últimas semanas, las concesionarias de las autopistas gallegas han recibido noticias referentes a multas, por llevar a cabo un proceso de galleguización de las señales de tráfico con las que se ordena detener el vehículo para abonar los peajes.

Las señales en las que aparecía la leyenda ‘Peaxe y toll’, han traído una riada de sanciones, cuyo coste ascendería a 3.000 euros para las tres autopistas concesionarias (AP-9 y dos autopistas autonómicas), tras llevar a cabo una modificación de las señales que se considera irregular, dado que en un principio las palabras estaban en castellano y posteriormente pegaron un adhesivo sobre la leyenda original para aparecer su conversión al gallego.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×