El ayuntamiento de Sevilla se ha puesto estricto y cansado de que muchos vehículos aparquen por sistema en los carriles bus dificultando la fluidez del tráfico en la ciudad ha decidido tomar medidas en el asunto con una iniciativa que estará en vigor durante los meses de agosto y septiembre.

Octavillas a modo de multas

Esta idea consiste tal como explicó el alcalde de la capital andaluza, Juan Ignacio Zoido, en concienciar y persudir a los conductores para que respeten los carriles bus, mediante el reparto y colocación en los vehículos, de octavillas que simulan multas por la infracción cometida. De esta manera “se informa y se da trancendencia al transporte público a la vez que se dan a conocer las consecuencias para los que no respeten las normas de circulación”.

Un sistema que pretende evitar multas reales poniendo previamente con este simulacro sobreaviso a los conductores para que luego no digan que el que ‘avisa no es traidor’.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×