Los controles de la Guardia Civil han puesto de manifiesto que la velocidad sigue siendo un problema vigente en las carreteras que lejos de aplacarse con las campañas y continuos avisos, se ha cobrado en Murcia cerca de 900 multas a los conductores.

En total 870 conductores han experimentado la vergüenza en estos días de ser pillados pisando más de la cuenta el acelerador cuando circulaban por las carreteras de la Región de Murcia, tal como ha revelado la campaña de vigilancia y control de velocidad puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT) durante la semana pasada.

Estos datos ponen de manifiesto que aunque se experimenta una leve mejoría y que los conductores cada vez se encuentran más concienciados, dado que saltarse los límites de velocidad es una infracción grave o muy grave que puede conllevar multas de 100 a 600 euros, todavía es una asignatura pendiente en las carreteras españolas.

Además y lo que es más importante, se trabaja para intentar que se tome en cuenta la velocidad, debido a que llevarla inadecuadamente no sólo implica multas de tráfico, sino que puede ser totalmente determinante en un accidente o atropello, marcando la diferencia entre la vida o la muerte.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×