No siempre que te pasas el límite de velocidad establecido hay un radar para controlarlo, registrarlo y que te acaben multando. En esta ocasión no ha sido así: Enrique José M. B. circuló con un Volkswagen Scirocco al doble de la velocidad máxima por la A-23 (sí, sí, a 240 km/h) pero no hubo ningún radar cerca por lo que por ahí se libró de una multa.

En la imagen, un coche como el que conducía el denunciado

 

Sin embargo, ha sido condenado a ocho meses sin carnet de conducir y a hacer trabajos para la comunidad. Seguro que te preguntas que cómo fue que le pillaron. Muy sencillo: grabó su particular ‘hazaña’ y publicó el vídeo en Internet.

Se celebró un juicio rápido en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca el 12 de enero y fue el propio Ministerio Fiscal el que pidió como pena la imposición de trabajos a la comunidad y la retirada del carnet de conducir durante 8 meses. La historia empezó el pasado 28 de diciembre (y no, no era una inocentada), cuando la Guardia Civil empezó la investigación. Ya ha quedado finiquitado el asunto: el acusado aceptó lo que el Ministerio Fiscal pedía. Sólo falta que no vuelva a reincidir.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×