Desde este lunes 12 de diciembre, quedan instaladas y plenamente operativas once nuevas cámaras de control de semáforos. Su objetivo no es otro que vigilar ciertos cruces un tanto conflictivos y sancionar a los vehículos que no se detengan cuando así lo ordene la señalización luminosa: la multa es de 200 euros y supone una retirada de 4 puntos del carnet. 

Si bien ya hay quince dispositivos de este tipo instalados desde 2005, ahora hay que sumar once más, ya que el Ayuntamiento ha considerado que su funcionamiento y resultado ha sido muy positivo.

Éstas son las ubicaciones de las nuevas cámaras con semáforo: avenida de Córdoba (glorieta de Cádiz), vía Lusitana-Aguacate, Sinesio Delgado (Glorieta Piedrafita), avenida del Mediterráneo (calle Sánchez Barcaiztegui), avenida de Andalucía (Unanimidad), calle Fuente Carrantona-Intercambiador de Pavones, avenida Pi y Margall (calle Ana de Austria), avenida Cardenal Herrera Oria-La Masó (Polideportivo), avenida Menéndez Pelayo (Hospital Niño Jesús), calle Francisco Silvela (calle México) y Avenida Andalucía (Alcocer).

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×