Si hace una semana saltó a la palestra una noticia que por unos escasos segundos alegró a los conductores madrileños, obviamente es que no entendieron bien el mensaje o que no escucharon toda la información. La Comunidad de Madrid indicaba que no iba a implantar cabinas de peaje en las vías de titularidad autonómica al considerar que no lo podían costear. Pero esto no implica la desaparición, sino nuevas incorporaciones de peajes, en forma de alternativas más económicas.

El hecho de tener que montar cabinas, pagar a trabajadores para que se encarguen de los cobros así como atención al cliente… no cuadra en el presupuesto que se tiene. Pero lejos de renunciar al pago de estas carreteras y con una necesidad creciente de ingresar por ellas, (hablamos de la M-607, M-45, M-503 entre otras), se están barajando medidas alternativas que pueden acabar siendo más dolorosas a la larga que los peajes acostumbrados.

Se tiene como posibilidad cada vez más certera, la implantación del modelo viñeta que tiene por objeto que los que usan la carretera paguen más o menos en función del uso de ésta aunque sea un método que no ofrece del todo confianza a los conductores, que ven en esto una manera encubierta de sacar dinero en vez de ser una tasa para mantener la infraestuctura de las carreteras.

Lo cierto, que de una forma u otra se buscarán alternativas para amortizar estas carreteras. Un hecho que pone de los nervios a los conductores madrileños que sin comerlo ni beberlo tendrán que resignarse a pagar indistintamente peajes en vías gratuitas.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×