Acercándose una de las semanas de más movimiento en la carretera como es la Semana Santa, la Dirección General de Tráfico (DGT) no ha querido perder la oportunidad de lanzar su nueva estrategia para cazar a incautos conductores. Se trata de Pegasus, un helicóptero radar encargado de vigilar y multar para que se cumplan los límites de velocidad principalmente.

Este sistema de control tan poco convencional, se trataba de un proyecto que llevaba seis años en gestación y que desde ayer ya es un nuevo ojo vigilante para los conductores en las carreteras, poniendo especial atención a los desplazamientos que se darán en Semana Santa. Entre sus muchas particularidades destaca que no se puede detectar porque no funciona por medio de ondas radio para calcular la velocidad de los automóviles.

Además cuenta con una potentísima cámara con dos objetivos, uno destinado a orientar el dispositivo hacia el vehículo objetivo y un teleobjetivo que graba en HD y que será el responsable de captar la matrícula del coche y tramitar la correspondiente multa de tráfico.

Su potencia queda manifiesta dado que según los datos facilitados y el tiempo de vuelo, aproximado de dos horas, puede llegar a controlar hasta 800 vehículos con un margen de error más pequeño que el de los radares convencionales. Por esta razón, unido a la seguridad, esta Semana Santa habrá que tener especial cuidado con lo que nos vigila desde el aire. Las multas de tráfico, no se harán esperar.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×