limites-de-velocidad

Los conductores tendrán que esperar hasta después del verano para circular con los nuevos límites de velocidad. Unos casos que en función de las vías y condiciones verán aumentados o disminuidos sus kilómetros por hora y que todavía cuenta con tiempo suficiente para incorporar alegaciones a esta parcela dentro del nuevo Reglamento General de Circulación.

Desde hace poco más de un mes, concretamente desde el 9 de mayo se encuentra en vigor la nueva Ley de Tráfico, salvo el apartado que hace referencia a los límites, que al parecer se hará efectivo en las carreteras después del verano. Una fase destinada a consolidar la base y a presentar alegaciones que a última hora puedan representar modificaciones a lo que hasta ahora se ha establecido dentro de los límites.

Después de este periodo en el que el borrador ha estado expuesto que concluyó el pasado 5 de junio, Tráfico tendrá que dar su visto bueno para posteriormente ser aprobado en el Consejo de Ministros. La recta final será cuando quede publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), entrando en vigor tres meses después. Esto nos marca el final del verano, momento en el que los vehículos conducirán con los nuevos límites en las carreteras.

Por un lado se llegará a los 130 km/h en tramos completamente estudiados, a través de la indicación de los paneles de mensaje variable, teniendo siempre en cuenta el pavimento, condiciones metereológicas, seguridad y las propias circunstancias ambientales.

En otro tipo de vías como las convencionales, las velocidades bajan pasando de 100 a 90 km/h si los vehículos circulan por una carretera con un ancho de al menos 6,5 metros, de 90 a 70 km/h si dicha calzada es inferior de este baremo aunque con marcas de separación entre ambos sentidos y de 90 a 50 km/h en caso de que la vía sea su anchura menor de 6,5 metros y no presente líneas discontinuas entre los carriles. El asunto se vuelve más estricto para las carreteras secundarias sin pavimentar donde en ningún caso se podrá superar los 30 km/h.

Llegados a las ciudades, tendremos que recalcar que las velocidades se seguirán manteniendo a 50 km/h, aunque si solo hay un carril de sentido único desciende la marca a 30 km/h y si las vías urbanas cuentan con una plataforma única de calzada y acera, el límite será a 20 km/h.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×