Cuando tienes un coche, hay muchas cosas de las que tienes que estar pendiente, no sólo a la hora de conducir, sino también en el mantenimiento del vehículo, ya que de él depende en muchas ocasiones que circules de una forma más o menos segura. Las ruedas por ejemplo son uno de esos elementos de los que debes estar pendiente continuamente.

La presión debe ser la adecuada, la que te recomiende el fabricante de los neumáticos, ya que así tu seguridad no queda en peligro en ningún momento. Además, se desgastarán menos y consumirá menos combustible.

Si las hinchas demasiado y tienen sobrepresión, hasta 0,5 bar superior a lo indicado por el fabricante, la banda de rodamiento se desgastará más. Sin embargo, si tienen un 0,5 bar menos de lo recomendado, los neumáticos se desgastarán más y su vida útil descenderá hasta un 20%. La peor situación de todas estas, que ya son de por sí malas, es que tus neumáticos tengan una subversión considerable, hasta -1 o -2 bares de la presión recomendada, los riesgos de reventón del neumático aumentan de manera exponencial, así como el consumo de gasolina y la distancia de frenado en carretera mojada, mientras que disminuye la adherencia a la vía.

Lo mejor para evitar que eso suceda es sin duda revisar las ruedas y verificar la presión como una vez al mes.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×