Ya lo decíamos ayer: los jueces están diciendo adiós a todas las medidas que Gallardón impuso en Madrid mientras ostentaba la alcaldía. A partir de ahora, queda anulado el artículo 99 de la Ordenanza de Movilidad según el cual los agentes podían interponer multas de tráfico sin necesidad de parar al conductor si se encontraba regulando el tráfico y no pudiera obligar al vehículo a detener el coche.

Así, a partir de ahora, y teniendo en cuenta que esta sentencia crea jurisprudencia, los agentes que quieran poner una multa de tráfico habrán de parar al supuesto infractor.

Veremos si el Consistorio madrileño, ahora dirigido por Ana Botella, interpone un recurso a la sentencia. De momento, multar sin parar está prohibido.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×