Radares fijos: a la caza y captura del conductor

De entre todos los radares fijos, dos llaman la atención: ponen más de 200 denuncias de media al día.

De poco han servido los buenos propósitos de la DGT asegurando que iban a trasladar los radares fijos de las autovías a las carreteras secundarias, donde se producen más accidentes. Y decimos que de poco han servido porque sus grandes recaudadores, aquellos radares fijos que les llenan los bolsillos mes a mes, día a día, están tanto en unas como en otras.

De hecho, sólo 3 de los 10 radares fijos que más multan están en carreteras secundarias. El resto, los otros 7, hacen fotos en autovías. Entre todos, han sumado en lo que llevamos de 2016 casi 260.000 multas por exceso de velocidad.

Sia demás comparamos las localizaciones de estos radares fijos con los que más multaron en 2015, llama la atención que sólo coincide 1. ¿Significará eso que están rotando, o que los conductores, de pronto, deciden ante uno de ellos dejar de pisar el acelerador, todos a la vez?

Radares fijos que ponen más de 200 multas al día

De los diez radares fijos de Tráfico que más han multado este año, sobresalen los dos primeros. En ambos casos, superan las 200 denuncias al día de media. El primero está ubicado en la Autovía de Andalucía, A-4, en su kilómetro 417,500, en la provincia de Córdoba, en sentido decreciente, (aunque en el sentido contrario hay también instalado otro). Hasta principios de septiembre este radar llevaba casi 54.000 multas. Este radar no aparecía en el ránking de los veinte que más multas pusieron el año pasado.

Tampoco se queda corto uno de los radares fijos de la A-7, exactamente el situado en el punto kilométrico 634,5, en la Región de Murcia. Y es que en 2016 lleva acumuladas más de 51.000 multas, una cifra nada despreciable.

Como no es tampoco despreciable la cifra de 90 multas diarias del radar de la Autovía A-1, a la altura del kilómetro 234,400, cerca de Burgos ciudad.

El cuarto radar de la DGT que más multas ha puesto en 2016 está situado en una autovía gallega, la A-55, en su kilómetro 9,22 en Vigo, Pontevedra, en sentido creciente. Acumula más de 21.000 multas, casi 90 al día.

El quinto radar de la Dirección General de Tráfico que más multas ha impuesto en lo que llevamos de año es un viejo conocido de los automovilistas oscenses o de los que transitan por la N-240, a la altura del kilómetro 202, en la provincia de Huesca. A comienzos de mes de septiembre lleva unas 4.000 multas menos que en todo el año pasado. En 2016 ha impuesto unas 80 diarias por las 66 del año pasado.

También es conocido dentro del ránking de los radares que más multan, desde que se estrenó en 2014, el ubicado en la M-20 en la Ronda Oeste de Málaga a la altura del kilómetro 10,4. Su índice de multas diarias es similar al del año pasado, unas 79.

Los dos siguientes radares que más han multado en 2016 se ubican en la Autovía A-7. El primero en el kilómetro 635,900, en Murcia, a pocos kilómetros del segundo que más multas acumula en todo 2016, y el segundo en el kilómetro 246. Este radar figuraba entre los diez más “multones” en 2015, pero eso sí, los conductores se lo han debido aprender porque mientras en 2015 la media diaria era de 120, en 2016 no llega a 80.

El noveno radar fijo de la DGT que más multas ha impuesto este año está situado en una carretera secundaria murciana, la RM-19, en el kilómetro 17,700 sentido creciente. Lleva casi 6.000 multas menos que en todo el año 2015.

Y cierra el ránking de los radares de la DGT que más multas lleva puestas en 2016 el ubicado en la A-92, en el kilómetro 29,100, cerca de Sevilla.

Radares fijos: a la caza y captura del conductor

 

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Más de 3.000 multas en una semana

Los radares móviles que más multan

Los nuevos radares no se señalizarán

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×