Radares y señales con el simple objetivo de recaudar con multas

El nuevo curso golpea de lleno y como si se tratase de una variante más del día a día aparecen radares y nuevas señales en las carreteras con un objetivo muy claro aunque se intente edulcorar al conductor. incorporaciones que se han metido de lleno en nuestras carreteras sin avisar durante los meses de verano y ahora serán un problema para los conductores y una total ganancia para el afán recaudador.

La tranquilidad que ofrece el verano, las escapadas y el reto de desconectar de la rutina, no pasa desapercibido para ayuntamientos o para Tráfico, aprovechando estas ausencias para adaptar nuevas incorporaciones en las carreteras. De esta forma la cuesta de septiembre se hace más dura cuando se le suman inoportunas sanciones y más si éstas son a traición. Esto es lo que ha sucedido en algunos puntos de nuestras vías que detallamos a continuación.

Partiendo ante todo de que los límites de velocidad están para cumplirlos y que son el mejor remedio para en ningún caso llevarse disgustos, no es justo que se juegue con ciertos equívocos que cuesten multas de tráfico a los conductores. Es el caso de la nueva señalización a 100 que se ha establecido durante estos meses en la salida de Madrid por la nacional 1, que llega hasta el kilómetro 19 en ambos sentidos. Una vía en la que siempre el límite ha sido de 120 km/h y que ahora justo antes de un radar cuenta con una señal que indica que se tiene que ir como máximo a 100 km/h.

Si a este cambio repentino se le suma que durante todo el camino hasta llegar a este tramo conflictivo, aparecen varios paneles que nos recuerdan “en autopista y autovía y una señal de limitación de 120 km/h”, se puede entender que el equívoco esté servido, dado que estas señalizaciones no hacen otra cosa que crear confusión entre los conductores y buscar la multa de tráfico, aunque puede que éste sea el objetivo de las modificaciones.

El juego de radares y señales para multar

Y la historia se sigue repitiendo en otros puntos sin hacer falta irse demasiado lejos. Para ello en esta misma autovía, en el kilómetro 24 entrada a Madrid, también nos encontramos con un panel que nos recuerda que el límite para autovía y autopista es de 120 km/h y sólo 5 kilómetros después, circulando por una carretera de aspecto idéntico, una señal con límite 100 km/h que hace por estar escondida.

Una manera de actuar basada en lograr la máxima discreción para multar jugando con los radares y la señalización. Un interés muy lejos de velar por la seguridad que con tanta persistencia nos hacen recordar y resulta bien visible para que no queden dudas al respecto.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×