Circular por Málaga y más aún en verano al tener mucho movimiento de turistas supone un riesgo añadido a los que reciben asiduamente alguna multa, debido a que la ciudad andaluza ha visto como en una década se han triplicado las sanciones por motivo de tráfico. En concreto, los agentes han puesto 194.265 denuncias a los conductores que circulaban por la provincia en 2011, lo que supone un 23% más que en 2010.

Estas cifras que se han disparado en los últimos años han convertido a Málaga en la tercera provincia española que cuenta con más multas de tráfico en su currículum, siendo sólo superada por Madrid y Sevilla aunque estas dos últimas han experimentado en este último año una disminución de un 14 y un 15% respectivamente, mientras que en el caso de Málaga se han incrementado.
 

Los motivos que explicarían esto son muy diversos y varían en función lógicamente a quien se pregunte. Por un lado destacaría la respuesta tajante de Ignacio Carrasco, secretario general de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Málaga que alude a que hay “una presión muy fuerte de la Comandancia de la Guardia Civil para que se pongan denuncias”. Dichas denuncias implican el cobro de productividad, y menor cantidad de dinero, “por eso los guardias salen como máquinas”. Y esto unido al mayor movimiento de turismo de la época y a la falta de disciplina de la gente en relación a la normativa de tráfico, como mantiene Pedro López de la Cámara, subjefe de Tráfico en Málaga, hacen de esta provincia, una combinación explosiva

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×