Si hablamos de grandes ciudades, la respuesta a la pregunta que nos hacemos en este titular es clara: sí, son totalmente necesarias, y sin ellas entraríamos en el caos más absoluto. Pero… ¿y si hablamos de pueblos más pequeños? ¿Son necesarios los semáforos, los cedas, los stop? Ahí es donde probablemente más opiniones diversas podamos encontrar.

Un pequeño pueblo de Holanda, Makkinga (curioso y divertido nombre), ha demostrado que no, las señales de tráfico no son imprescindibles si se circula con cabeza. según leemos en Coches.com, Makkinga se ha declarado “libre de señales de tráfico”, dentro de un modelo conocido como “espacio compartido”.

Este sistema se basa en que todos tienen en cuenta a todos: peatones a coches y coches a peatones y a otros coches. “Se trata de que la gente interactúe de forma natural en el pueblo; usted no necesita poner señales de tráfico en una fiesta de cumpleaños, ¿verdad que no?”.

De momento no conocemos ningún caso de pueblo español en el que se pretenda hacer algo así, pero Alemania, Reino Unido o Suecia sí han decidido probar en algunas localidades. ¿Funcionará?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×