La Dirección General de Tráfico se mostró rotunda cuando hace unas semanas anunció el arranque de una campaña contra las drogas al ser una de las primeras causas culpables de numerosos accidentes en carretera. Su decisión fue firme y así ha constado en las vías españolas en todo un mes de control riguroso de los conductores aunque sus resultados sean bastante desalentadores.

La conclusión que se ha sacado después de ver los informes es que de 101 controles antidroga que tuvieron lugar, más de la mitad, en concreto 56 conductores, dieron positivo. Hecho que demuestra que pese a la ferocidad de la DGT, las drogas siguen siendo una cuestión pendiente en la carretera.

Esta conclusión unida a que en los controles antidroga se encontraron detectadas como drogas más comunes la cocaína y el cannabis, sustancias que fueron consumidas una de las dos o bien ambas por el 90% de los conductores que dieron positivo, supone un jarro más de agua fría para Tráfico, al reforzar lo indicado en el Informe Mundial sobre Drogas de 2012 de la ONU, que situaba a los españoles como los mayores consumidores de cocaína de Europa. Una asignatura en la que el aprobado todavía queda lejos.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×