La Dirección General de Tráfico (DGT) no se ha quedado de brazos cruzados y decidida a que se cumplan las normas vigentes y que los vehículos que circulen en la carretera reúnan todas las condiciones de seguridad, ha iniciado el envío de miles de cartas a los titulares de los vehículos para recordarles que no pasaron en su día la ITV y siguen tranquilamente circulando por las carreteras.

Este hecho que de ser interceptado implica multas así como la inmediata inmovilización del vehículo, es una de las cuestiones que más ha preocupado desde un principio a la Dirección General de Tráfico, al contar cada vez más en las carreteras con vehículos usados que encima no reúnen las condiciones necesarias para preservar la seguridad de los conductores. Por esta razón y para evitar despistes o hacer creer a los titulares de los vehículos que no se tiene conocimiento de los informes favorables o desfavorables de la ITV, Tráfico ha decidido plantar cara y recordárselo por medio de cartas.

Este aviso informativo pretende ser una de las medidas entre muchas más que la DGT va a llevar a cabo en los sucesivos meses para intentar reducir los accidentes de tráfico. Esto verificado semanas antes por medio de un control que muestreó el estado de cerca de 40.000 vehículos, pondrá las pilas a los dueños, que en caso de tener un informe desfavorable del estado de su vehículo y no presentar modificación alguna en el plazo de dos meses tras recibir la misiva, serán castigados al tratarse de una infracción muy grave con multas de 500 euros.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×