Desde que se anunciase hace meses que se llevaría a cabo una reforma del Reglamento General de Circulación, pronto salieron a la palestra dos grandes temas: la reducción de la velocidad máxima a 90 km/h en carreteras secundarias y la posibilidad de en determinados tramos de autopista alcanzar los 130km/h. Sin embargo Tráfico ahora estudia nuevas normas que van dirigidas exclusivamente a los motoristas y que podrían estar listas a finales de este año.

Entre los puntos claves que la Dirección General de Tráfico (DGT) prepara, destaca la autorización del uso de sistemas de comunicación mediante altavoces en el casco, que ante cualquier emergencia puede ser de gran utilidad para este colectivo que siempre se ha sentido más desprotegido frente al resto. Del mismo modo e insistiendo en el tema de la seguridad, ya no se podrán llevar los cascos certificados en ciclomotor, sino que se tendrán que usar siempre los cascos homologados sin excepciones de ningún tipo.

Sin embargo apelando tal vez al sentido común o al hecho de hacer norma algo que se hace constantemente sin llegar a serlo, los motoristas tendrán ahora autorización para circular por el arcén en caso de congestión del tráfico o de realizar maniobras para alcanzar la doble línea de detención semafórica. También se tendrá en cuenta y se prevé un cambio en la norma de prioridad de paso en caso de estrechamiento en pendiente para el caso de los motoristas y la autorización del uso de tapones de protección auditiva con el fin de proteger a este colectivo ante posibles lesiones por el exceso de ruido durante la circulación en vías urbanas.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×