Un buen radar puede detectar numerosas infracciones al volante. Una de las más controladas en la actualidad está dirigida no sólo a detectar, sino también multar a los conductores que no han pasado la pertinente ITV de sus vehículos. Sin embargo los errores de procedimiento llevados, ha hecho que más de 2.000 multas por este motivo queden archivadas de las carreteras de Cataluña.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) ha anulado 1.999 de los 17.593 expedientes abiertos a titulares de vehículos detectados por radares y lectores de matrícula que circulaban sin la ITV al día. El motivo que ha determinado tal drástica decisión se debe a que existían imprecisiones en el registro de los vehículos que habían consultado en la Dirección General de Tráfico (DGT).

De esta forma se zanjaría una polémica que a lo largo de estos meses ha puesto en entredicho la actualización de la base de datos tanto de Tráfico como la propia de Trànsit, en las cuales se seguían manteniendo datos no sólo incorrectos sino también extremadamente antiguos de conductores que les llevaban a pagar las pertinentes multas de tráfico por no tener la ITV en regla.

Multas invalidadas, alivio para los conductores

En los casos en los que el propietario del vehículo afirme que está al día de la ITV pero que no lo acredite documentalmente, Trànsit lo tendrá que consultar con la DGT para su verificación definitiva. Una solución para buscar la justicia que ha llevado a un grave error para muchos conductores que ahora respiran tranquilos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×