Un error de la administración ha sido el responsable de que muchos conductores se hayan escapado de pagar multas de tráfico en la capital lanzaroteña de Arrecife, al tratarse de sanciones a coches de alquiler y no llegar nunca las notificaciones en los domicilios de los infractores.

El Ayuntamiento de Arrecife, debe de estar tirándose de los pelos al comprobar como más de 2.000 multas de tráfico se han quedado sin pagar por un error de notificación. El responsable del fallo de dicha notificación, ha sido el propio Consistorio para más inri, al enviar una importante remesa de denuncias de tráfico para su cobro, cometidas por conductores de coches de alquiler, a las agencias de rent a car en vez de a los domicilios de los infractores.

De esta manera, los conductores sin haberlo planeado se les ha hecho un gran favor librándoles de las multas de tráfico que han comprobado tras un largo tiempo de espera, como dichas sanciones han terminado prescribiendo sin llegar nunca a sus domicilios para que fueran efectivas de cobro.

Una irregularidad que ha puesto de manifiesto el poco conocimiento que se tiene en estos procedimientos de coches de alquiler, donde las agencias facilitan únicamente los datos de los conductores pero las sanciones tienen que llegar a los domicilios para que las multas sean efectivas. Un grave error que al Ayuntamiento le ha costado muy poca recaudación, el principal fin que las sanciones tienen en esta época de crisis.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×