Las cifras que de elevadas pasaban un poco a disparatadas por parte del Ayuntamiento de Gandía en multas de tráfico captadas por cámaras de varios cruces polémicos, han terminado en un cajón al perdonar el alcalde de este municipio, las cuantías pendientes.

Eran un total de más de 400 infracciones detectadas en tan sólo tres semanas por unas cámaras de vigilancia  y control que se habían instalado en tres cruces conflictivos de la ciudad. Una trampa perfecta que ha destapado que en un periodo excesivamente corto de tiempo, 431 personas se han saltado con cierta tranquilidad un semáforo en rojo que les ha valido la pertinente multa de tráfico.

Estas cifras por elevadas que fueran no se encontraban dentro de ningún periodo de experimentación, dado que la instalación era bastante reciente y en el periodo de prueba detectaron 1.700 infracciones que habrían servido para recaudar medio millón de euros. que no fueron cobrados. Tras declarar que ahora iba a empezar el contador desde cero y que las personas que se saltasen estos cruces sí tendrían que abonar la multa de tráfico de 300 euros más la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir, el elevado número detectado ha hecho que se cambien los planes y de nuevo se hayan perdonado las sanciones.

Un hecho bastante sin precedentes que ha determinado que ante una elevada presión social el alcalde de Gandía ha optado por no caldear más el ambiente y considerar estas cámaras como una forma práctica de detectar puntos negros en la ciudad y con el tráfico, sin llegar la sangre al río y sin tener que cobrar cientos de multas de tráfico. Por lo que por muchas infracciones que capten las cámaras, éstas quedarán como mera imagen si el ayuntamiento que es quien tiene la competencia no decide tramitar las sanciones.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×