Un radar de la A-8 desata las alarmas con su exceso de multas

Se trata de un dispositivo de control ubicado a la altura de Mioño, localidad del municipio de Castro Urdiales en Cantabria, que de un tiempo a esta parte se ha convertido en el auténtico foco de un bombardeo de multas de tráfico al que se le achaca el mal funcionamiento del radar.

Los afectados por el radar de la A-8 que baja de Saltacaballo dirección Castro Urdiales, lo tienen cada vez más claro. Están viviendo una oleada de multas de tráfico altísima y ante el conocimiento del dispositivo en la vía, achacan este exceso de multas de tráfico a un interés recaudatorio, unido a algún tipo de fallo en el radar que debería saltar a 108 km/h tal como confirma DGT y sin embargo muchos son los afectados que aseguran no haber rebasado nunca esa velocidad.

Esto ha hecho que la teoría de que el mal funcionamiento del radar o de una regulación errónea, se extienda entre los habituales de esta vía a lo que se suma que las notificaciones están llegando en bloque y muchas de ellas sin certificar. La mayor parte de las multas pertenecen al mes de junio, aunque también se han contabilizado de julio.

Recogida de firmas para revisar el radar

La DGT en referencia a este tema ha alegado que ellos no tienen obligación de enviar las denuncias por correo certificado y que en los casos en los que se excede el tiempo permitido sin la realización de ningún pago, envían como medida excepcional una notificación por correo certificado, dando 20 día para abonar la cantidad con el descuento. Las multas de tráfico oscilan el precio de 100 euros por este motivo.

Como forma de lograr su propósito, alguno de los afectados por este radar de la A-8, han iniciado una recogida de firmas para que de algún modo se obligue a la DGT a hacer una revisión del radar que más está multando en los últimos tiempos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×