Recurrir las multas de tráfico supone una medida casi obligatoria para todos aquellos que se hayan sentido desprotegidos al recibir una sanción que no consideran justa. Es lo que va a hacer una conductora de Vigo que tiene acumulados 17.000 euros en multas de tráfico. Después de cien sanciones, según informa el Faro de Vigo, ésta va a ir a juicio.

Al parecer, la mayoría de multas se pusieron por aparcamientos en zona ORA y desde 2006 hasta 2010. Había sanciones por 31,50 euros pero que por falta de identificación pasaron a ser de 301 euros. La conductora  descubrió que le habían embargado la cuenta bancaria en 2010; y en el Ayuntamiento vigués le informaron que se debía a las multas y de la cantidad acumulada (17.000 euros). Intentó recurrir al Concello bajo el argumento de que "el embargo era la primera noticia que tenía relacionada con la incoación de expediente alguno".

No tuvo éxito en el recurso, así que decidió demandar el pasado 30 de diciembre, y se celebrará un juicio para ver quién tiene razón. Según la demanda, "todos los intentos de notificación se realizaron de manera improcedente en el domicilio que figura en el padrón municipal, cuando se debieron practicar en el domicilio que figura tanto en el registro de vehículos como en el permiso de circulación".

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×