Extraña situación: después de unos meses cobrando "lo normal", un agente de la Guardia Civil se da cuenta de que falta dinero en su última nómina. Ya no está el "plus de productividad" y no sabe por qué, así que empieza a reclamar. Tanto ha reclamado que ha llegado hasta a los Tribunales y una juez de Badajoz ha terminado por darle la razón.

Ha sido la juez la que ha dicho que la actividad del agente no cambió entre el mes que no cobró la productividad y los que sí la cobró. Sin embargo, no pensaban lo mismo desde la propia Guardia Civil, donde le retiraron dicho plus de productividad porque habría tenido un rendimiento más bajo que el resto de sus compañeros.

¿Un rendimiento más bajo significa que pone menos multas? No se dice expresamente, pero todos sabemos qué quiere decir. A la titular del Juzgado número 2 de Badajoz no le gusta eso de que se establezcan criterios de productividad, como tampoco le gustaba a la Asociación Unificada de la Guardia Civil, que considera que es injusto, ya que "incitaba a los guardias civiles a entablar competición para no quedar el último en el número de denuncias".

Así que la magistrada ha decidido dictar una sentencia que condena a la Agrupación de Tráfico a reponerle el sueldo que le quitó aparentemente sin razón. La AUGC, tan contenta, ha criticado a Tráfico por ofrecer una "imagen deshumanizada de los agentes, que parecen máquinas de denunciar y la visión de cualquier usuario de un vehículo es un presunto infractor".
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×