Vamos a explicar cómo podemos defendernos de multas por denuncia de ciudadanos que no son agentes de la autoridad. Un asunto que puede ser peligroso.

Los agentes de la autoridad gozan de presunción de veracidad, los ciudadanos no

Foto:cincodias.elpais.com

Desde Pyramid Consulting nos hemos encontrado en los últimos tiempos con numerosas denuncias interpuestas contra conductores de VTCs por parte de taxistas. Estas denuncias suponen un nuevo capítulo en la más que conocida “guerra” abierta entre taxistas y conductores VTC, que buscan dañar a la competencia sin un fundamento jurídico sólido.

Se ha venido atacando a este sector alegando que no cumplían las exigencias legales a la hora de realizar los servicios, como la correcta cumplimentación de la hoja de ruta, la captación de clientes, etc. Pero a la vista de que estas denuncias no han sido suficientes para perjudicar a estas compañías, ahora buscan denunciar infracciones que dependen de los conductores, como pueden ser realizar estacionamientos prohibidos, saltarse semáforos y sanciones similares.

Se deben aportar pruebas de lo que vienen denunciando

Es aquí donde desde nuestro departamento jurídico se ha realizado un trabajo de defensa de estos conductores que se están encontrando con un aluvión de denuncias por parte de ciudadanos (taxistas) que no gozan de la presunción de veracidad de la que sí gozan los agentes de la autoridad, tal y como recoge el art. 88 de la LSV, el cual establece que “Las denuncias formuladas por los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico en el ejercicio de las funciones que tienen encomendadas tendrán valor probatorio”.

Las denuncias formuladas por taxistas no tienen este valor probatorio, y se les exige aportar unas determinadas pruebas de cara a demostrar la veracidad de lo que vienen denunciando, pruebas como fotografía en la que se aprecie la comisión de la presunta infracción.

Un asunto peligroso: se puede extrapolar a cualquier ciudadano

El art. 62 ley 39/2015 permite la iniciación por denuncia, pero no de cualquier manera. Por esta razón, en este caso cobran una gran importancia distintos tipos de pruebas que son indispensables de cara a demostrar la responsabilidad en la comisión de la presunta infracción.

No hay lugar a dudas de la motivación que está llevando a los denunciantes a atacar a los conductores VTC: no porque haya habido una infracción que deba ser denunciada y sancionada, sino por el mero hecho de dañar a la competencia. Además, esto se puede extrapolar a la denuncia interpuesta por cualquier ciudadano: un vecino con el que tengamos un historial de disputas, una expareja que busque perjudicarnos… en definitiva cualquier persona que con dicha denuncia busque dañarnos de algún modo, pero que no se sustenta en ninguna prueba sólida que acredite que realmente cometimos esa infracción.

Es por ello que desde Pyramid Consulting recomendamos la defensa de este tipo de multas ya que los resultados nos avalan a la hora de ganarlas gracias a los fundamentos jurídicos expuestos.

TOMÁS A. COBO PERALTA

Abogado Pyramid Consulting

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

VTC ¿Cómo sobrevivir a las denuncias de captación de clientes?

Vuelven las chapuzas de las señales de velocidad en las ciudades

¿Cómo se aplica la reducción del límite de velocidad a 30 km/h?

 

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono+34 915 23 23 15

¿Desea que le llamemos?

    Formulario de contacto ofrecido por 84Digital.com