Si le dejas el coche a un amigo tuyo y a éste le ponen una multa, ¿sabes qué tienes que hacer? Como ya te hemos contado en nuestra web, es obligatorio que el titular de un coche identifique “a la persona responsable de la infracción cometida”. En caso de que no se haga, la multa se incrementa.

No es algo que suceda sólo en un ámbito privado; con las autoridades pasa lo mismo. Por ese motivo justamente, una empresa pública, Gedesma (Gestión y Desarrollo del Medio Ambiente) ha tenido que pagar 1.500 euros, después de que a uno de sus coches se le acusara de cometer una infracción grave y no identificara al conductor.

El problema de todo este asunto, que ha publicado El País, es que está más o menos claro quién es el conductor habitual de este vehículo: se trata de Nerea Alzola, la directora de Gedesma. Ella misma ha admitido que ha utilizado el vehículo en varias ocasiones, pero lo que se ha comprobado es que lo ha hecho para hacer viajes en fines de semana y festivos (incluído el día de Navidad). El periódico asegura además que ha repostado gasolina con la tarjeta de crédito corporativa por un valor de, atención, 300 euros.

La multa que ha ocasionado el pago de los citados 1.500 euros se puso el 29 septiembre: el coche circulaba en sentido contrario entre las madrileñas calles de Alcalá y Gran Vía. Una multa que hubiera tenido un importe de 250 euros pasó a ser de 1.500 “por el incumplimiento en la obligación de identificar en tiempo y forma al conductor responsable de una infracción muy grave”.

Hay más sanciones puestas a ese mismo vehículo que Alzola conduce de forma habitual: por saltarse un semáforo en rojo, por superar el límite de velocidad… Ni la directora de Gedesma ni ningún otro trabajador de la empresa madrileña se ha identificado como conductor del vehículo, lo que costará un pico.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×