En pleno proceso electoral el líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) ha defendido la implantación de peajes para los conductores extranjeros alegando que no es justo que los alemanes paguen peajes cuando viajan a Europa mientras los conductores extranjeros que llegan a Alemania quedan exentos de todo pago.

Los peajes para extranjeros se han convertido en el foco de batalla que Horst Seehofer ha adoptado para plantar cara a su batalla electoral. El líder de la Unión Socialcristiana de Baviera que concurre a elecciones el 15 de septiembre como en las legislativas una semana después, ha plantado como idea ganadora la exigencia de pago para los extranjeros que circulen por las carreteras de Alemania.

Unos peajes que hasta el momento eran sólo obligatorios desde 2005 para los camiones pero que con esta propuesta quieren extenderse al resto de automóviles. La idea es terminar con el libre peaje en las autopistas que ha defendido el líder bávaro, socio de Ángela Merkel, que tiene por objeto igualar las condiciones que se viven en el resto de las carreteras europeas al ser Alemania uno de los pocos países que no está sujeto al cobro de peajes.

Una propuesta que ha sido tachada por la oposición como “populista” al no ser un motor que genera precisamente grandes ingresos, dado que sólo un cinco por ciento de los automóviles que circulan por Alemania son extranjeros. Un planteamiento destinado a ganar adeptos como las elecciones, que puede salir más caro a la larga a los conductores extranjeros. Veremos en lo que queda pasado el tiempo de contienda.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×