Todo lo que toca Apple al parecer lo convierte en oro. Su nombre es sinónimo de éxito y el logo de la manzana se ha convertido en icono de la generación de móviles más usados y aclamados en el mundo, los Iphone. Nadie quiere quedarse sin su manzanita y al parecer esta fiebre por lograr tener esta marca está afectando y marcando al panorama también de los coches.

Si hasta no hace demasiado tiempo, los colores que predominaban entre los coches eran sobretodo, rojos, negros o grises, ahora parece que los blancos se están posicionando como los favoritos y la ‘culpa’ de esto recae directamente en Apple. Al parecer, la explicación de esto se encuentra en que la compañía ha hecho que el blanco tenga valor y deje de asociarse a algo soso. Supone ahora un punto de sofisticación y moda, que en un principio fue liderada por los primeros Ipods y aunque con el tiempo el negro ha cobrado valor, sigue siendo la representación de la firma por excelencia, el blanco.

 

La manzana de Steve Jobs marca ahora la tendencia en la automoción que encuentra además un punto extra si se tiene en cuenta que los coches blancos resultan más fáciles de vender aunque su mantenimiento pueda ser mayor.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×