El pasado año al conductor se le sancionó con 100 euros de multa por negarse a pagar el peaje Girona Sud de la autopista AP-7. Con este primer juicio se sucederán el resto de casos que se amparan en los cambios de normativa para intentar que los conductores paguen sus multas pendientes.

El movimiento ‘No Vull Pagar’ vuelve a estar en boca de todos y es que tras la auténtica revolución que iniciaron en las carreteras catalanas reivindicando el abuso de tener que pagar los peajes de unas vías ya de sobra amortizadas, ha comenzado ahora el primer juicio, de manera puntual de un vecino de Girona, al que le seguirán durante los próximos meses el resto de casos que generaron todo un movimiento reivindicativo en las carreteras catalanas.

En concreto, este primer juicio respondía al recurso que llevó a cabo un conductor al que el Servicio de Tráfico Catalán le reclamaba una primera multa por no pagar un peaje durante la campaña protesta del movimiento ‘No Vull Pagar’. A ésta se le sumaron un total de 15 sanciones por la misma causa que este conductor vecino de Girona rechazó en todo momento pagar, justificando en que cuando fue sancionado existía un vacío legal por el cual los empleados de los peajes no podían hacer efectivas dichas multas de tráfico.

Unos pasos firmes para continuar con un movimiento que reclama el abuso de los pagos que se experimentan en las carreteras catalanas y que tras las modificaciones legales que entraron en vigor a principios de este año se pretendía zanjar sin más polémica con las concesiones de autoridad a los empleados de estas autopistas. Un primer juicio visto ahora para sentencia y seguramente que foco impulsor de un movimiento reivindicativo que no ha cesado en todo este tiempo en su empeño.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×