El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y es precisamente una gran losa lo que suponen las multas de tráfico para Ever Banega que ha actuado nuevamente contra la ley para completar su historial de sanciones.

Banega es un asiduo en los medios de comunicación por protagonizar diferentes episodios de infracciones en las carreteras. Su último pecado ha sido hablar por el móvil mientras conducía. Este hecho no pasó desapercibido para los agentes de la Benemérita que no dudaron en parar al jugador que por contra no se despegaba de su Smartphone.

La historia completamente familiar para el jugador, terminó con una multa que éste pagó al instante, lo que le sirvió para la reducción de la sanción por pronto pago aunque no le libró de la posterior pérdida de puntos. Un nuevo episodio más para sumar a su complicado historial al que con este percance suma ya el cuarto incidente dede que llegó al club de Mestalla. Unas cifras que le convierten en uno de los jugadores europeos con más multas a su espalda.

Entre las infracciones más sonadas que ha protagonizado este jugador con raíces argentinas, destaca cómo por causas misteriosas quemó su Ferrari de lujo al entrar en la ciudad deportiva, elevadas tasas de alcohol al volante o como incluso se convirtió en el centro de todos los chistes cuando se olvidó de poner el freno de mano y su lujoso deportivo le atropelló causándole una pierna rota y el rubor de ser el protagonista de una de las lesiones más absurdas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×