La Guardia Urbana ha decidido poner en conocimiento de todos los ciudadanos, que incrementará los controles en los puntos más calientes de Barcelona para intentar disminuir el número de accidentes aunque sea a base de multas con motivo del consumo de alcohol o drogas.

Esta manera de prevención, tendrá especial en cuenta a las motos y las zonas donde la accidentalidad es mayor como consecuencia de la mezcla de fiestas, alcohol y drogas en las noches barcelonesas. Una actuación totalmente pública para poder prevenir de antemano y con objetivo más de alertar que de imponer multas de tráfico.

Esto se debe a que en los cuatro primeros meses de este año, 555 conductores han sido sancionados por delitos contra la seguridad vial. Unas cifras que preocupan dado que se han llevado importantes campañas que no han obtenido los resultados esperados y que creen que sólo pueden rebajar mediante multas.

Sin embargo, para recalcar que no hay en esto ánimo de lucro y que lo que verdaderamente pesa es la seguridad, se ha trazado un mapa de los puntos más calientes que tendrán un plus de vigilancia en zonas próximas a centros de ocio durante las noches en las que haya más tráfico de lo normal o factores que favorezcan la accidentalidad.

Las multas por drogas ¿Cómo recurrirlas?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×