Barcelona quiere gravar más al coche para compensar congestiones

Las ciudades están poniendo medidas para intentar fomentar la movilidad sostenible. Para lograr este objetivo en el caso de Barcelona, se quiere que el que utilice su propio coche pague más y de esta forma se incentive así el transporte público.

La idea de que los vehículos privados compensen por las congestiones que provocan, se está poniendo de moda en las ciudades. Si Madrid ha decidido llevar adelante una política de restricción del tráfico por matrícula a partir del próximo marzo para contrarrestar los altos niveles de contaminación, ahora le toca el turno a Barcelona con su paquete de medidas aplicables al tráfico en ciudades.

De esta forma y todavía pendientes de una definición y estrategia, se plantean ciertas ideas para contrarrestar las congestiones y contaminación de la ciudad condal. Estas pasarían por cobrar un recargo a los coches particulares y en concreto a los que utilizan gasolina, obligándoles a llevar una pegatina que indique sus emisiones contaminantes.

Encarecimiento de aparcamientos públicos

Ésta no sería una medida aislada e iría acompañada de un aumento de los precios de los aparcamientos públicos, como forma disuasoria de utilizar el transporte privado, o también elevar el precio de los peajes los días de más contaminación. Un planteamiento que esperan que se convierta en ley antes de que finalice la legislatura para conseguir con todos estos ingresos financiar el transporte público.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×