Los jugadores de fútbol no están ultimamente siendo el mejor ejemplo de conductas al volante. Primero fue Casillas, el portero del Real Madrid, cuando apareció con escayola incluida, conduciendo tranquilamente su vehículo mientras era el foco de los periodistas. Seguido de esto, la pareja ‘waka-feliz’ de Gerard Piqué y Shakira protagonizaron otro episodio de irresponsabilidad en la carretera, al llevar el jugador del Barcelona a su recien nacido Milan en el asiento delantero en brazos sin ningún tipo de protección reglamentaria. Y ahora el turno es para Karim Benzema el cuál ha sido cazado a 216 km/h en una vía de Madrid cuyo límite máximo está establecido en 100 km.

Como si la velocidad fuera para él un castigo, el jugador madridista fue pillado por un radar de la M-40 el pasado 3 de febrero a altas horas de la madrugada cuando circulaba a 216 km/h en un tramo limitado a 100. Junto a él, el radar también captó a otro vehículo, Porsche en este caso, con renting a nombre del equipo madrileño que circulaba bajo la escandalosa cifra de 260 km/h. Tras las pertinentes comprobaciones, la Guardia Civil averiguó la pertenencia de los vehículos ‘cazados’ aunque no desveló la identidad del segundo conductor.

Sin embargo aunque la infracción es del todo escandalosa y grave, por considerarse conducción temeraria y supondría una elevada multa económica, Benzema y el otro conductor, podrían enfrentarse hasta seis meses de cárcel al ser acusado de un delito contra la seguridad vial. También podría decidir el juez, además de retirarle el carnet de conducir que realizase trabajos en beneficio a la comunidad de uno a tres meses según lo que se estipule tras el juicio.

El jugador blanco que tenía cita para el pasado martes, no acudió a los Tribunales, debido a que el Real Madrid alegó que esa noche se enfrentaban a la vuelta de semifinales de la Copa del Rey contra el Barcelona y este desafortunado episodio podía descentrar la concentración que requieren los jugadores para este tipo de partidos. Por ello el juicio se ha retrasado dos semanas en las que el francés tendrá tiempo suficiente para reforzar su defensa.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×