Cuando hablamos de multas de tráfico, siempre sale a relucir el mismo tema: tienen un afán claramente recaudatorio y no busca que se mejore la seguridad vial, como en teoría debería buscar. En muchos casos parece ser así (véase: radares en rectas infinitas), pero en otros tenemos que dar un gran ‘Olé’ a organismos con iniciativas más que positivas.

Por ejemplo, al ayuntamiento del pueblo valenciano de Carlet: ha decidido bajar el importe de las multas. "Hemos querido solidarizarnos con las dificultades económicas que están atravesando las familias y por ello estamos reduciendo las sanciones de tráfico y el coste que tienen".

Eso sí, dicha reducción viene precedida de un plan de concienciación ciudadana, tal y como informan en Las Provincias. "En primer lugar, lo que les aconsejamos es que para desplazarse por el municipio lo hagan a pie y por otro lado que sean responsables al volante y colaboren con nosotros".

Igual que los vecinos de Eibar están celosos de Ermua porque el importe de sus sanciones es menor debido a que tenían esa libertad para imponerlo por Ley, en Carlet ocurre lo mismo. "Se permitió a los ayuntamientos reducir el importe de las infracciones leves y en Carlet lo hemos hecho hasta llegar a los 60 euros".

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×