Cómo actuar en un accidente de tráfico

Si, yendo por la carretera, vemos a personas que han tenido un accidente de tráfico, tenemos la obligación de auxiliarles. Pero ¿Cuáles son los pasos a seguir? Proteger, socorrer y alertar.

Si eres el primero en llegar al lugar de un siniestro, puede suceder que pasen bastantes minutos antes de que llegue la ayuda solicitada. Si es así, mantén la calma y ayuda a los servicios de emergencia facilitándoles toda la información que te pidan.

A continuación encontrarás toda una serie de recomendaciones para actuar en un accidente de tráfico basadas en el protocolo más básico de la regla PAS (Proteger, Alertar y Socorrer).

 
1. No sacar al herido del vehículo

No intentes jamás sacar a un herido del interior de un vehículo, a menos que dentro haya un incendio, lo cual es bastante improbable.

Si hay derrame de combustible, no te pongas nervioso: tápalo con arena, apaga el contacto y desconecta la batería. Al mismo tiempo, intenta que no se haga una aglomeración de vehículos, puesto que podrían causar un atasco y, por tanto, un retraso en los servicios de emergencias.

2. Proteger a los demás y a uno mismo de otro accidente

Lo primero que debes tener en cuenta es que la carretera es un escenario muy peligroso,  y que con frecuencia las personas que se detienen a auxiliar terminan teniendo un accidente de tráfico por no señalizar adecuadamente.

No te bajes del coche sin llevar el chaleco y comprobar cuál es el estado de la vía.

Señalización de un accidente de tráfico

3. Si es posible, estaciona tu vehículo fuera de la calzada o en el arcén. Señaliza la situación del mismo con los triángulos de emergencia y, si es de noche, deja las luces del coche encendidas y pon la señal de peligro.

Para colocar los triángulos, muévete con cautela por el arcén y, si se trata de una vía de doble sentido, coloca también uno por delante de tu vehículo a 50 metros de distancia. Si hay fallecidos, procura en lo posible no alterar las pruebas del siniestro. El triángulo debe colocarse siempre antes de cualquier obstáculo que entorpezca su visión a, como mínimo, 100 metros de distancia.

Si estás en un cambio de rasante, retrasa la posición del triángulo lo necesario hasta que sea visible a 100 metros mínimo

4. Alertar a los servicios de emergencia

Cuando hayas asegurado la escena y hayas realizado el primer diagnóstico de la situación, debes llamar inmediatamente a los servicios de emergencias. El 112 es una apuesta segura para comunicarles que se ha producido un accidente de tráfico.

Es fundamental que des tu nombre y número de teléfono porque, seguramente, necesitarán estar en contacto contigo para conocer el diagnóstico y la evolución de los posibles heridos.

Pero, mucho más importante todavía, es que la información que des se ajuste la realidad del accidente.

5. Socorrer a los heridos

Tras asegurar la zona, si hay heridos, debes proceder a evaluar su estado.

Lo primero es ver si la víctima del accidente de tráfico está consciente; si no te contesta, prueba a realizar estímulos dolorosos de menor a mayor intensidad. Recuerda esta regla mnemotécnica: AVDN (alerta, verbal, dolor, no responde), que sirve para valorar la gravedad del herido y, además, su evolución .

Si el herido está inconsciente y no respira, realiza la maniobra frente-mentón; si respira, revisa la frecuencia respiratoria, si utiliza la musculatura del cuello en lugar de la del pecho y si existe simetría torácica (un hundimiento puede indicar un neumotórax).

Mide el pulso carotídeo, no uses nunca el dedo pulgar sino los dedos índice, medio y anular.

Si el herido está consciente, comprueba si sufre pérdida de sensibilidad o de movilidad en las extremidades a la vez que miras, si dispones de una linterna, el tamaño y la reacción de las pupilas a la luz.

7. Posición de defensa

Salvo que haya un riesgo cierto de muerte, no muevas jamás a un herido ni le quites el casco a un motorista. De lo contrario, lo que podría haber sido una lesión vertebral, que se habría recuperado casi por completo, puede convertirse en una lesión medular con una parálisis de por vida o, incluso, la muerte.

No proporciones agua ni medicinas a los heridos. Al llegar al escenario del accidente, evalúa y atiende según la gravedad.

Evita hacer andar a los accidentados, aflójales las prendas que les molesten, especialmente si hacen que les cueste respirar. Si el herido no puede moverse, aunque haga calor, tápalo con una manta o con lo que tengas más a mano.

Reanimación de los accidentados

8. Reanimación cardiopulmonar (RCP)

Esta maniobra se realiza para restablecer la respiración y el bombeo de sangre desde el corazón cuando estos, por el motivo que sea, se han visto interrumpidos. Debe realizarse desde el mismo instante en que el herido sufra la supresión de estas funciones y de manera ininterrumpida, no pares hasta que los sanitarios se hagan cargo del accidentado.

Si, además de no respirar, no tiene pulso y no oyes los latidos en su pecho, debes comenzar con el masaje cardíaco. Debes realizar presiones firmes de arriba a abajo. Cuando termines cada movimiento, suprime la presión para que la caja torácica recobre su posición original y el corazón se llene de sangre.

9. Cómo actuar en un accidente de tráfico si hay una hemorragia

Las hemorragias que no sangren mucho deben tratarse con una simple y continua presión sobre la zona afectada, a ser posible, con una gasa o pañuelo estéril. Si el accidentado presenta una herida en el abdomen, colócalo boca arriba con las piernas flexionadas y tapa la herida, haciendo presión sobre la misma. Eleva la zona que presente una hemorragia y presiona con fuerza para detenerla.

Si la herida es profunda y sangra abundantemente, el torniquete debe ser la última opción. Se trata de una maniobra muy peligrosa que no debe prolongarse durante más de 35 minutos y que puede producir sepsis o gangrena, incluso cuando se realiza correctamente.

Cuando lleguen los servicios de emergencias, dales toda la información que necesiten y no interrumpas sus movimientos.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La M-40 de Madrid a la cabeza de accidentes en España

Los accidentes al volante más frecuentes

Velocidad: causante de accidentes mortales

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×