Guardar Guardar Guardar Guardar Guardar
Guardar Guardar Guardar

Cómo ahorrar combustible

¿Para qué vas a tener un gasto que te puedes ahorrar? Poniendo en práctica estos sencillos trucos, verás cómo se reduce tu gasto de combustible.

Ahorra combustible con el juego de pedales

1. Arrancar sin acelerador

No hace falta pisar el acelerador para arrancar. Desde que los coches tienen motores de inyección, sólo con activar el contacto el motor estará en marcha. Si tienes un coche con botón de arranque y apagado, sí es posible que sea necesario pisar el embrague o el freno. Así lograrás ahorrarte esa parte de combustible.

2. La primera úsala sólo para arrancar

Una vez hayas puesto el coche en marcha y hayas avanzado unos 6 metros (la distancia equivalente a 2 segundos de circulación) mete la segunda marcha. Y es que las marchas más cortas consumen más combustible que las más largas.

3. Cambios de marcha en bajas revoluciones

Entre 2.000 y 2.500 rpm en los coches con motor de gasolina; y entre 1.500 y 2.000 rpm en los Diesel. Si tu coche no tiene cuentarrevoluciones, puedes tomar como referencia la velocidad. La tercera a partir de 30 km/h, la cuarta a partir de los 40 km/h, la quinta a partir de los 50 km/h y la sexta, en caso de que la tenga, a partir de los 60 km/h.

Conductor prevenido vale por dos

4. Mantén la velocidad

Los acelerones y frenazos consumen mucho combustible, por lo que es recomendable evitarlos. Si utilizamos las marchas más largas a bajas revoluciones y el acelerador pisados en sus 3/4 partes, estaremos economizando.

5. Anticipación

Una buena forma de evitar los frenazos y acelerones es anticipar. Si vamos pendientes de la vía y evaluando todas las posibilidades, tendremos la posibilidad de reducir la velocidad (y la marcha) de forma progresiva.

6. Cambios de marcha para subir rampas

Intenta retrasar lo máximo las reducciones de marcha en las subidas. Tampoco hace falta pisar el acelerador a fondo, pero sí incrementar la presión para que el coche tire.

 7. En bajadas escoge la marcha más larga.

Aprovéchate de la inercia. Si adelantas el cambio de marchas, notarás cómo consumes menos combustible. Cuando salgas desde punto muerto en una cuesta abajo puedes, incluso, inicar la marcha en segunda.

8. Las curvas es mejor verlas venir

Intenta evitar los frenazos antes de las curvas. Es mejor dejar de acelerar con el tiempo suficiente para que la inercia nos acerque hasta ella, y evitar reducir la marcha. En la curva, lo óptimo es mantener una aceleración uniforme de acuerdo al trazado, sin frenar en mitad de la curva.

9. Apaga el motor si vas a estar parado

El consumo de combustible con el motor al ralentí es de 0,5-0,7 litros por hora. Por eso, si vas a estar parado más de un minuto, es mejor apagar el motor.

10. Vigila la presión de los neumáticos y la carga del vehículo

Cada poco tiempo deberás hacerle una revisión a la presión de los neumáticos, asegurándote de que concuerda con lo recomendado por el fabricante. No sólo es más seguro, sino que además ayuda a ahorrar combustible. Además, circular tanto con exceso de carga como con una mala colocación de la misma, también afectará al gasto de combustible (y también, al reparto no equitativo de pesos en el interior del coche, contribuyendo a la menor estabilidad de marcha del vehículo). Si llevas sobrecargado tu coche, también debes tener en cuenta que el espacio de frenada -en el caso de que necesites frenar bruscamente- también se alarga.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Gasolina low cost: ¿estropea el motor?

10 multas de tráfico muy raras

DGT clasifica los vehículos por emisiones

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×