La llegada de la Semana Santa siempre viene acompañada de una serie de condiciones que son casi como tradiciones cada vez que se acercan tan señalados días. Una de ellas y bastante curiosa, digna de investigaciones casi paranormales, es que caigan estos días en la fecha que sean, dado que no es fija en nuestros calendarios, siempre tendremos que contar con paraguas en mano, porque una Semana Santa sin lluvia no la conocemos. Por otro lado, otra de las señales que nos indica que sin duda alguna estamos en estas festividades, son los atascos y coches que colapsarán durante estos días las carreteras españolas en busca de desconexión. Atascos y lluvia son inseparables de Semana Santa.

Advertidos de esto de entrada, también resultará muy interesante para los conductores, conocer qué peligros se pueden encontrar en su viaje de Semana Santa en las carreteras para no volver de las vacaciones y encontrarse de regalo multas de tráfico en los buzones. Bastante difícil es asumir que se han acabado los días de descanso y que toca volver a la rutina, si a eso le añadimos que toca volver pagando. Por ello, nos hemos propuesto un sencillo recordatorio para que los conductores logren una Semana santa sin multas de tráfico ni radares.

Antes de empreder un viaje en coche, habrá que conocer las peculiaridades con las que cuente esa carretera. Unas tienen peajes que nos harán más corto el trayecto pero también es conveniente conocer a qué tipo de precios tendremos que hacer frente. Este es el caso de los peajes de Villalba-Adanero de la autopista AP-6 o la R-4 que conecta Madrid M-50 con Ocaña en la A-4, que tienen el título de los más caros dentro de las principales autopistas de nuestro país.

Por otro lado, será vital conocer y respetar en todo momento los tramos en los que estén presentes radares de velocidad. Un buen recordatorio de los radares que más multan en las carreteras españolas, puede ser muy interesante a la hora de empezar cualquier viaje. Siempre será mejor prevenir que curar.

Por último, para desterrar toda posibilidad de recibir una multa de tráfico en casa, habrá que respetar las velocidades indicadas en cada tramo, las señales que nos encontremos en la carretera, no perder la paciencia y extremar la prudencia al volante dado que desde todas las vertientes habrá vigilancia. Después de todo esto y si aún así somos víctimas de alguna denuncia, habrá que comprobar que sea cierta y no un error, camino que siempre podremos subsanar recurriendo dichas multas para hacer justicia.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×