Prepararse para conducir con un temporal de nieve

Cómo prepararse para viajar con nieve

Si la carretera está llena de nieve, lo primero que tendremos que plantearnos es si es realmente imprescindible viajar. De serlo, tendremos que tomar algunas precauciones.

La noticia que copa todas las portadas es la de los coches atrapados en la nieve este fin de semana. Se ha movilizado hasta al ejército, pero ha habido personas que han pasado hasta 18 horas atrapadas en sus vehículos.

Las bajas temperaturas invernales pueden traer consigo ciertos inconvenientes para la conducción. La nieve es uno de los elementos más temidos por los conductores debido a la drástica reducción de la adherencia que produce sobre el firme, lo que puede provocar peligrosos accidentes. Por eso, desde la empresa de alquiler de vehículos Sixt, nos dan una serie de recmoendaciones para estas situaciones.

¿Realmente necesito viajar el día de nieve?

Lo primero que deberíamos plantearnos es si verdaderamente es necesario realizar o finalizar el trayecto que teníamos previsto. Si cabe la posibilidad de retrasarlo y evitar posibles peligros, será una decisión acertada.

Y es que, ante la posibilidad de quedarnos atrapados en medio de la nieve, es mejor esperar a que pase el temporal. Así, sólo debemos viajar si es absolutamente imprescindible.

Cómo conducir con nieve

Las luces

Ver y ser vistos es una máxima en cualquier momento de la conducción. Pero si encima nos encontramos con nieve en nuestro camino, mucho más. Por eso, deberemos encender las luces de cruce.
Es importante no encender las luces antiniebla si no son necesarias, ya que lo que haremos será deslumbrar al resto de vehículos.

Las cadenas

Ha sido una de las grandes polémicas los últimos días. Y es que sólo podremos circular sin cadenas si nuestro coche equipa neumáticos de invierno o all-season con la marca de la montaña de tres picos y el símbolo del hielo.

Si no es el caso debemos detener el coche en un lugar seguro, señalizando el vehículo para evitar posibles accidentes por alcance, y montar cadenas para continuar.

Sin rastro de nieve

Antes de emprender la marcha, debemos asegurarnos de haber eliminado toda la nieve del coche. Igualmente, si nos quedamos parados tendremos que asegurarnos de que no se acumula en faros o cristales.

También habrá que eliminar a conciencia la nieve del techo, el capó y el maletero. De no hacerlo, la nieve del capó saltará sobre el parabrisas con la velocidad provocando pérdidas de visibilidad y posibles sustos indeseados. La nieve acumulada en el techo y maletero del vehículo se irá desprendiendo pudiendo causar situaciones de peligro para los vehículos que circulan tras nosotros.

Cuidado con la velocidad

Tanto con cadenas como con neumáticos de invierno es importante circular a una velocidad reducida, ya que el índice de adherencia es muy reducido.

A eso hay que sumar la necesidad de conducir con suavidad. Todas las maniobras como acelerar, frenar, girar o cambiar de marcha pueden producir una situación de peligro si se realizan de manera brusca, ya que pueden producir una pérdida de adherencia. Circular en marchas largas evitará posibles pérdidas de tracción y hacerlo en marchas cortas durante los descensos nos evitará pisar el freno y el riesgo de derrapaje que conlleva.

Anticipación

Si practicamos una conducción preventiva, aumentamos la distancia de seguridad y prevemos las posibles maniobras para actuar con una mayor antelación, aumentaremos notablemente la seguridad.
Asegúrate de tener suficiente combustible

Antes de salir o en el momento en que nos encontremos con la nieve conviene llenar el depósito de combustible y cargar el teléfono móvil. Así, ante una posible retención muy prolongada, una avería o un accidente, estaremos preparados. De esta forma podremos mantener la temperatura del habitáculo y llamar para pedir ayuda si fuese necesario.

Cuida la ventilación del habitáculo

Atención al empañamiento de los cristales, que pueden producir situaciones de peligro al reducir la visibilidad. Es importante gestionar correctamente la climatización del vehículo para evitar que los cristales se empañen, incluso puede ser necesario abrir ligeramente alguna ventanilla durante breves periodos de tiempo, lo que ayuda también a expulsar el aire cargado del habitáculo.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo quitar el hielo del parabrisas

Cómo conducir con hielo

Cómo cuidar tu coche en invierno

Los colores de alerta por nieve

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×