Seguramente que hayamos podido ver los nuevos parquímetros que empiezan a custodiar las calles de Madrid. Unos dispositivos más grandes, con más botones y una pantalla multicolor y teclado para la operación. Cambios bastante notables para los ciudadanos que buscan facilidades y rapidez a la hora de sacar el ticket. Os contamos las novedades y la manera de utilizarlos para que no surjan agobios ni nervios.

Estos parquímetros inteligentes además de tener unas mayores dimensiones, los reconoceremos con facilidad por provocar una fila de gente a su alrededor, que necesitan sacar el ticket de la zona azul o verde para evitar multas de aparcamiento, mientran intentan descifrar su forma de operar. Con el fin de evitar colas, de estar agobiados sin saber su forma de utilización desvelamos algunas particularidades que harán más sencillo el conocimiento de estos nuevos parquímetros.

Pongámonos en situación. Delante de la máquina nos daremos cuenta que presenta una pantalla multicolor que no es táctil y que se queda un poco corta de altura a la hora de tener que dar a las teclas y mirar en dicha pantalla. Estos parquímetros no hacen distinciones y ya no hay uno diferente según para cada color. Ellos engloban todo y si se tiene que pagar por estacionar tendremos que determinar nosotros manualmente si estamos en zona verde o azul.

Memorizar las matrículas para evitar multas

Para evitar paseos innecesarios o llamadas de teléfono de emergencia, tendremos que saber que estos parquímetros nos piden en un momento dado la matrícula de nuestro vehículo. Será el momento de hacer memoria, o chuletas en su defecto en la cartera, pero hay que teclearla y esperar después a que se conecte a la base de datos de la DGT para cobrar en función de la calificación energética del vehículo. En este punto será cuando lamentemos si contamos con un coche antiguo pues se aplicará un recargo del 20 por ciento para los vehículos de gasolina anteriores a 1997 y Diesel  anterior a 2001.

Con todo esto ya aprendido, llega el trágico momento de pagar contando con tres modalidades: efectivo, tarjeta de crédito o monedero virtual para acumular saldo. Teniendo en cuenta que con tarjeta todavía no se encuentra activo y puede que tarde un poco, nuestra recomendación pasa por no complicarse y hacerlo en efectivo. El monedero virtual sirve exclusivamente cuando no tenemos muy claro el tiempo que vamos a estar  y preferimos poner de más dinero y en caso de que nos sobre, se acumula en la tarjeta para la siguiente ocasión.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×