Las zonas verdes inundan las calles de Madrid. Una situación que lleva no pocos problemas a la hora de aparcar los vehículos y más si estos se encuentran en el centro de la ciudad. Por ello una de las medidas para estrenar 2014 con las que contará la capital, será por petición ciudadana, la ‘privatización’ de 38 aparcamientos que se apuntan a esta iniciativa.

Estas zonas, originariamente de color verde y pertenecientes al SER, (Servicio de Estacionamiento Regulado), suman en total 19.600 plazas, lo que supone una quinta parte del total de estacionamientos para residentes de la ciudad. Sin embargo el Ayuntamiento de Madrid solo venderá el año que viene a los vecinos interesados, los 17 aparcamientos para residentes que en la actualidad tiene ya alquilados.

Unos párking que comprenden la calle Ortega y Gasset, Tembleque, el distrito de la Latina (562 plazas), Valparaíso en Chamartín (582 plazas), Orense en Tetuán (663 plazas), Pez Volador en Retiro (657 plazas) y Santa Susana en Hortaleza (329 plazas).

Sin embargo no es oro todo lo que reluce y esta medida ni es gratuita ni puede optar a ella todo el mundo, dado que solo afectará a aquellos interesados en comprar la plaza que ahora la tienen en alquiler mediante concesiones de 40 años de duración, pudiendo también mantenerse tal como están los que prefieran seguir en la situación que se encuentran en la actualidad.

Una medida que tiene su origen en lo que estima Ana Botella, en terminar con fraudes y picaresca de algunos vecinos que alquilan o venden sus plazas obtenidas en ocasiones por sorteo, haciéndolo a precios más elevados y sin ningún tipo de autorización municipal. De esta forma el control lo toma el Ayuntamiento, así como también los ingresos que se deriven de ello.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×