Por curioso que parezca hay conductores que no les parece suficiente con tener que hacer frente a una sanción de tráfico y ni cortos ni perezosos se lanzan de nuevo a cometer el mismo error con escasas horas de diferencia, tropezando una y mil veces en la misma piedra.

Una multa de tráfico motivada por el consumo de alcohol que justamente estos días la Dirección General de Tráfico (DGT) y hasta el día 15 de diciembre perseguirá especialmente, para intentar concienciar  de lo peligroso que es esto en la carretera. Pero esta sanción no se quedó aislada y pocas horas después, este conductor cabezón, volvía a coger su vehículo cayendo nuevamente en otro control que repetía el procedimiento sancionador.

Los hechos tal como ha detallado la Policía Municipal tuvieron lugar en la capital navarra cuando en sendos controles separados con suficientes horas de diferencia, verificaron como un mismo conductor era el responsable de conducir con una tasa por encima de lo permitido aunque no constituyese delito. Su castigo ha sido de 1.000 euros, (500 euros por cada multa de tráfico) y la pérdida de 12 puntos del carnet (nuevamente seis por cada sanción).

La primera parada que demostró que estaba bajo los efectos del alcohol en la carretera, tuvo lugar en torno a las 00.20 horas y tras serle impuesta la multa de tráfico inicial, su compañero fue el encargado de llevar el coche hasta la casa al no estar éste bajo los efectos del alcohol tal como se comprobó en el sitio. Una vez allí, este conductor infractor volvió a las andadas y otra vez cogió el coche cayendo en la segunda multa de tráfico. Un resultado complicado que si le llega a suceder con la nueva Ley de Tráfico en vigor y la medida de doblar el precio de estas sanciones, hubiera sido del todo catastrófica para el bolsillo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×