El poder coercitivo de una multa de tráfico se sabe que funciona muy bien y es el método preferido para intimidar a los conductores y recordarles lo importante que es la seguridad vial. Esto, ha hecho que proliferen los radares en las carreteras como mejor forma de capturar las matrículas y a los conductores infractores.

En un nuevo intento por dotar de más ojos a la carretera y acotar las libertades que en un momento dado pueden llegar a tomarse los conductores con las normas, surgen radares para controlar. Se tratan en este caso de dos dispositivos de tramo instalados hace semanas y a muy poco tiempo de comenzar a estar operativos. Dos radares de tramos que se sitúan en la C-65 entre Llagostera y Cassà de la Selva y en la N-340 entre Amposta y Sant Carles de la Ràpita.

Su objetivo es cercar los excesos de velocidad que los conductores pueden en algún momento puntual tener, controlando en estos casos unos tramos concretos. De esta forma y mediante aviso en el primero de los casos el control se extendería en torno a 5,2 kilómetros y en el segundo que abarcará los dos lados de la marcha será de 4,4 kilómetros respectivamente.

Unos dispositivos que normalmente dada su función de tramo, se sitúan en torno a túneles, siendo los de estos casos unas claras excepciones. Precisamente esa opción de avisar y controlar un tramo concreto es una de sus principales críticas tanto como aciertos, debido a que el hecho de estar señalizado y extenderse la prohibición a unos metros concretos, evita los bruscos frenazos de un control sorpresa, pero también anima a pisar el acelerador una vez pasado la prohibición expresa.

Sin señalizar el final del tramo

Para aclarar si se avisara de manera definitiva el fin de estos radares de tramo, se ha establecido una reunión con miembros del grupo de trabajo de señalización  de carreteras formado por Trànsit y Territori que está retrasando la puesta a punto de estos nuevos dispositivos. Todo parece indicar que no se terminará avisando a los conductores y de esta forma no se ofrecerán posibilidades ni cálculos para que los conductores no desobedezcan el límite100 impuesto en ambas vías.

Fotografía: ICONNA /Joan Castro

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×